Mucho se ha escrito a nivel académico sobre la democracia, sin duda alguna es la mejor forma de gobierno y tiene una cualidad extraordinaria, es perfectible, siempre puede mejorar, hacer que los ciudadanos convivan en las mejores condiciones en el ámbito de la política; pero mi reflexión está hoy personalizada, por qué una persona quiere vivir en democracia, en qué la beneficia, cuáles son sus ventajas; es un tema que es conveniente concientizarlo, internalizarlo, hacerlo propio para que sea una forma de vida y no sólo un posición intelectual.

En un sistema socialista, planificado, centralizado y estructurado alrededor de la idea de cómo debe ser la vida de las personas no hay oportunidad para la creatividad, para el libre albedrío, para disentir, para elegir, para tener alternativas. No hay cabida para para el desarrollo de la condición natural de los seres humanos y es que somos diferentes y únicos.

“Siendo diferentes podemos coexistir sin canibalizarnos, he allí la primera y más importante razón del por qué la democracia, es el único sistema que nos permite el ejercicio del valor supremo de la libertad bajo condiciones beneficiosas para todos”.

La sociedad tiene como una de sus características fundamentales la pluralidad, es una realidad que hace interesante y divertida la vida, la diversidad de lo que somos nos permite organizarnos de acuerdo a nuestros particulares intereses y convivir en sociedad respetando nuestras naturales diferencias y específicas formas de pensar. Pero, ¿cómo siendo diferentes podemos coexistir sin canibalizarnos?, he allí la primera y más importante razón del por qué la democracia, es el único sistema que nos permite el ejercicio del valor supremo de la libertad bajo condiciones beneficiosas para todos.

Otro aspecto a destacar es que la democracia garantiza el derecho de todos para la propia diversidad, nuestra libertad de elegir, de decidir quién soy y cómo quiero vivir, nos permite soñar, nos garantiza igualdad de oportunidades al mismo tiempo que establece normas de formas de vida para la convivencia civilizada sin que ellas restrinjan la creatividad del desarrollo personal. Lo que ella nos da es la libertad de ser un individuo particular y único, en democracia, el que menos o más tiene puede ser feliz y, utilitariamente, usar los mecanismos del sistema para la propia satisfacción y de sus seres queridos, porque permite que de generación en generación vayan mejorando sus condiciones y la ampliación de mis oportunidades.

Además, la democracia es el único sistema donde puedo tener opciones tanto personales como políticas, tiene una característica muy importante que es la alternabilidad de los gobiernos y que son las personas quienes la hacen posible mediante el ejercicio del voto, está en mi como ciudadano la capacidad de cambiar las condiciones de la relación entre gobernantes y gobernados. No sólo se puede elegir en lo personal sino también en lo político.

“La persona decide por cuál medio informarse de acuerdo a sus intereses particulares, tiene nuevamente alternativas, diferentes medios de difusión de información que facilitan al ciudadano estar en contacto con la realidad que trasciende su vida personal”.

La democracia nos da la libertad de escoger estar informado, mediante el ejercicio de un valor sagrado que es la libertad de expresión, así la persona decide por cuál medio informarse de acuerdo a sus intereses particulares, tiene nuevamente alternativas, diferentes medios de difusión de información que facilitan al ciudadano estar en contacto con la realidad que trasciende su vida personal y escoger cuál medio es afín a sus inquietudes y particulares percepciones del acontecer cotidiano.

La libertad de información es fundamental en democracia porque lo es para que el ciudadano pueda decidir y para el desarrollo de esos nuevos actores que influyen o contribuyen en las tomas de decisiones mediante el ejercicio de una forma de poder, así se desarrolla ese medio de control de los gobiernos que es la opinión pública.

Otra de las características, de suprema importancia, es la igualdad ante la ley, como la democracia se sustenta en el pacto social de convivencia, lo que permite la viabilidad del pacto es el sistema legal, el cual debe ser igual para todos y no favorecer a ninguna particularidad. La Ley, escrito en mayúscula, es el medio que debe garantizar que así sea para permitir el desarrollo de la sociedad, ante cualquier duda o controversia, si nos acogemos a la Ley se dirime la duda.

Vale destacar que el único sistema que garantiza los derechos humanos para todos es la democracia, que incluso los preserva para quienes han trasgredido las normas legales de convivencia, es decir, sus derechos humanos también deben y serán respetados y si en alguna circunstancia fueran irrespetados, existen los mecanismos legales para que le sean restituidos, lo que impide que autoridad alguna pueda abusar de su poder. El sistema que impida el abuso del poder, es el sistema en el que quiero vivir.

“La democracia no es sólo un sistema de gobierno sino una forma de vida, no se es demócrata simplemente por el ejercicio del voto, es fundamental internalizar sus valores, es importante que concienticemos los beneficios que nos brinda”.

Para finalizar es esta reflexión, es importante comprender que la democracia no es sólo un sistema de gobierno sino una forma de vida, no se es demócrata simplemente por el ejercicio del voto, es fundamental internalizar sus valores, es importante que concienticemos los beneficios que nos brinda, se defiende aquello que se ama y como por encima de todo cuanto hay en el mundo amo mi libertad, defiendo la democracia porque es el único sistema que me garantiza que la ejerza a plenitud.